La Expo del artista británico Tom Young en el Gran Hotel de Sofar recuerda la Edad de Oro del Libano

Detrás de las oxidadas puertas, el Gran Hotel Casino de Sofar queda sin duda un monumento a la gloria de los años dorados del Líbano y con sus heridas abiertas, una memoria viva de los años de guerra. Construido en 1892 en los tiempos del dominio otomano, el Gran Hotel fue sin duda un centro de atracción donde tanto el Rey Hussein de Jordania como diplomáticos árabes, oficiales franceses y británicos, junto a estrellas de cine egipcias y cantantes como Oum Kalsoum se congregaban para disfrutar del clima del Monte Líbano antes de que el conflicto de 1975/1990 lo obligara a cerrar sus puertas. Ubicada en la antigua carretera de Damasco, la propiedad fue ocupada por las fuerzas armadas sirias que la convirtieron en su Cuartel General mientras las residencias privadas de la región también fueron abandonadas por sus habitantes y ocupadas. Ahora, bajo el cuidado de uno de sus dueños, esta maravilla arquitectónica está siendo restaurada como un lugar para el arte y ha abierto sus puertas para mostrar las obras de Tom Young.  En los muros cuelgan las pinturas del artista británico. Para este enamorado del país que decidió vivir en el Líbano desde hace un poco menos de 10 años, las agrietadas paredes constituyen un cuadro que usa para ahondar en el pasado y en las memorias de este sitio. Como si el hotel fuera vivo, el artista se relaciona nostálgicamente con él y con la huella de sus antiguos huéspedes y residentes, y explica:

 “Se trata de la evocación y celebración de la memoria. Con esta exhibición intenté hacer resurgir un pasado glorioso y legendario con toda esa gente extraordinaria que se encontraba aquí. Y no solamente los famosos pero también los empleados, los cocineros, los recepcionistas.”

Source: kataeb.org